Por qué son importantes los eventos gastronómicos

Los eventos gastronómicos, en mayor o menor medida, con más o menos alimentos y bebidas, están presentes en cuanta actividad se nos venga a la mente jugando un papel casi fundamental para el éxito, o no, de lo presentado.

Salvo aquellos eventos que son especialmente diseñados para mostrar, presentar y degustar algún producto alimenticio, los demás necesitan partir de un equilibrio que no cambie el foco de la cuestión.

Justo, justo

El equilibrio de los eventos gastronómicos surge de su preparación para que este cumpla el verdadero rol que se le ha asignado y que, como es lógico suponer, no siempre es el mismo.

Analizar y diseñar el rol que se quiere lograr con el evento gastronómico es vital porque puede ser el centro del mismo o un simple actor secundario con aires de grandeza que se roba el protagonismo de una manera indeseada.

De ahí la importancia de contar con una productora de eventos para realizarlo; todo pensado, todo calculado, todo entendido, todo funcionando de forma correcta responde a la importancia del acontecimiento, el éxito de este y la forma en que ha de recordárselo.

Agasajar

El espíritu de los eventos gastronómicos no es otro que matizar un momento con algo que brinde una experiencia positiva y diferente a todos los allí reunidos.

Esto no es menor porque quizás más importante que la cantidad de lo servido y el costo de lo invertido es pensar a quiénes se quiere agasajar y cómo es la forma más adecuada de hacerlo.

El pensamiento puesto en función de personas reales y de objetivos concretos hace que el evento gastronómico sea personalizado y que, incluso, se plantee si es trascendente hacerlo o no.

Crear un momento

Como lo refieren desde https://proyecciones.net/, responder qué se busca con el evento gastronómico marca la importancia del mismo qué significa y cómo se van a dar las cosas.

Por ejemplo, no es lo mismo una reunión con muchas personas que degusten un bocadillo de pie y con una copa en la mano a reunir igual o menor cantidad de gente y sentarlos en una o más mesas a comer; sin embargo, en cualquiera de los dos casos lo servido debe abrir una puerta para crear un momento.

Este momento puede ser de diálogo, de escucha, de contemplación o el que el evento demande y al que la comida, bebida, tiempo y lugar acompañen de forma armoniosa.

Una bandeja llena de errores

Los eventos gastronómicos son importantes porque representan un mundo de oportunidades en sí mismos, en el que la sencillez, improvisación y velocidad con las que se quieren teñir las cosas no son buenos ingredientes para un óptimo resultado.

Cuando los eventos gastronómicos pierden su eje, la comida y la bebida dejan de ser anfitriones para ser dinero mal invertido. Cuidar aspectos como organización y servicio hacen que estos sorprendan favorablemente.

Un evento gastronómico debe ser pensado como un encuentro con seres queridos y como enseñara Anthelme Brillat-Savarín: “El que recibe a sus amigos y no presta ningún cuidado personal a la comida que ha sido preparada, no merece tener amigos”.

La alimentación como aliado de la medicina estética

La medicina estética ha avanzado enormemente en las últimas décadas, desarrollando métodos y tratamientos realmente increíbles, incluso para cuestiones que antes eran poco menos que inimaginables. Basta observar cómo es aceptada la medicina estética en Capital Federal para trasladar ese mismo nivel de aceptación a cualquier otro rincón urbano del mundo.

En este sentido, muchos especialistas en medicina estética comienzan a apoyarse cada vez más en los nutricionistas, quizás por entender que la alimentación es uno de los factores que más importancia tiene en materia de salud, y que de hecho puede ser un aliado muy poderoso para cualquier paciente que se realice un tratamiento estético.

No es de extrañar entonces que en barrios en donde estadísticamente la gente recurre con mayor frecuencia a este tipo de tratamientos encontremos una mayor variedad en opciones gastronómicas saludables. Es decir que no es novedad que uno de los polos gastronómicos más importantes coincida con el interés por la estética en Palermo.

La alimentación, decíamos, no solo es importante para los métodos y tratamientos estéticos, sino que además es un aliado invaluable para obtener mejores resultados y mantenerlos estables a lo largo del tiempo. Esto resulta aún más decisivo cuando nos referimos a aquellos tratamientos para bajar de peso o eliminar la grasa localizada, donde la alimentación no solo es importante, sino probablemente lo más importante de todo.

La gran mayoría de los centros de medicina estética, cuando realizan un tratamiento de esta índole, también se apoyan enormemente en la nutrición, no ya como herramienta para bajar de peso, sino como aliado para lograr que los resultados obtenidos puedan sostenerse con el curso del tiempo. En otros términos: la medicina estética es solo una parte del proceso que es atravesado de principio a fin por un cambio en la alimentación.

Como todos sabemos, cambiar nuestra alimentación por una más saludable implica un verdadero salto en la calidad de vida de las personas. Aquellos que recurren a la medicina estética deberían tener esto presente si es que quieren lograr que los resultados que han obtenido no sean simplemente momentáneos, sino que además formen parte de ese cambio integral del que hablábamos en párrafos anteriores.

La alimentación es un aliado, ciertamente, y uno muy poderoso, capaz de cambiar radicalmente la forma en la que nos vemos y sentimos. Las mejoras en el estado físico repercuten a nivel emocional e intelectual, generando de esta forma un círculo virtuoso del cual ya nadie quiere salir, una vez que se está dentro de él.

Es decir que, si usted tiene pensado recurrir a un centro de medicina estética, debe recordar que esas soluciones son apenas una parte del camino que necesita transitar para lograr cambios verdaderamente significativos; y eso se consigue cuando tomamos consciencia respecto de la importancia de incorporar una rutina de alimentación sana, la cual, a su vez, nos llevará a realizar una enorme cantidad de pequeños cambios en nuestra vida diaria, a menudo sin que nos demos cuenta.

Dieta sana, el potenciador ideal de cualquier tratamiento estético

La comida no es solo llevar un alimento a nuestro cuerpo para saciar nuestro hambre, sino que es también una excusa para compartir momentos con los seres queridos, hacer un alto en las actividades diarias y hasta definir un negocio o contrato de trabajo en un ambiente distendido.

Paralelamente, las dietas son fundamentales para acompañar diferentes necesidades generales o puntuales,relacionadas con la salud. Esto supone no solamente bajar de peso o evitar algún inconveniente relacionado con una dolencia, sino también potenciar los resultados de una intervención o procedimiento.

Estas cuestiones resultan familiares cuando pensamos en un tratamiento o recuperación relacionado con la salud, como puede ser una intervención quirúrgica o un análisis específico. La preparación puede incluir desde una dieta líquida, restrictiva con respecto a algunos elementos o al revés, requerir la ingesta de determinados alimentos o productos. Como sucede con la necesidad de tomar glucosa para análisis relacionados con la diabetes.

Esto mismo ocurre en el caso de los procedimientos estéticos, Sin embargo, muchas veces nos quedamos con la información disponible con una simple búsqueda como “tratamiento adiposidad localizada”, “tratamiento anticelulitis” o “botox” como fuentes para elegir un centro sobre otro, y descuidamos aspectos vinculados con las implicancias del acompañamiento nutricional necesario.

La alimentaciòn y el consumo de bebidas son un factor fundamental del éxito de estos procedimientos, ya que pueden potenciar -o no- un determinado tratamiento. Asì, ingerir gran cantidad de agua cuando se hace un tratamiento como la liposucción o reducción de grasas, es una acción recomendada.

Tomemos como muestra la ultracavitación, una técnica que se aplica sobre adiposidades y grasa localizada. Inmediatamente se suele emplear un drenaje focalizado a través de presoterapia para completar su efecto. Tomar dos litros de agua permite hidratar el tejido y facilitar el trabajo sobre la zona.

Por eso, los profesionales  coinciden en que en todos los casos, una buena rutina de alimentación ayuda a potenciar los efectos de cualquier intervención estética; más aún en aquellas situaciones en las que los antecedentes del paciente o incluso alguna situación crónica requieren de especiales cuidados.

Como se ve, se trata en todos los casos de combinar las propiedades de las comidas y las bebidas para acompañar un tratamiento. Basta darle una mirada a este enlace https://cimec.com.ar/ para apreciar la cantidad de opciones de belleza que existen actualmente y dimensionar la importancia de una concepción integral de estos procedimientos.

En efecto, la alimentación es fundamental para quienes optan por realizarse cualquier procedimiento estético. Por ejemplo, las embarazadas o las personas hipertensas o con alto colesterol deben de ser especialmente contempladas y estudiadas antes de cualquier decisión. Y es aquí justamente donde el aporte de los profesionales de la nutrición se vuelve fundamental.

Más allá de que en cada caso se debe tomar nota de las características individuales del paciente, existen algunas recomendaciones que aplican en prácticamente todos los casos. Por ejemplo, evitar el tabaco y el alcohol son dos medidas que favorecen la preparación de cualquier procedimiento, ya que el consumo de estos productos suele provocar dificultad en la circulación sanguínea.

Frutas, verduras y comidas livianas en general ayudan a controlar el peso y evitar  algunos kilos de más que pueden ganarse como consecuencia del reposo en el postoperatorio. En la misma línea, se encuentran la ingesta de productos que permiten un tránsito intestinal ágil, ya que el sedentarismo puede favorecer el estreñimiento.

Alimentos congelados: un recurso cada vez más frecuente en el sector de panificados

Los alimentos congelados generalmente tienen mala prensa, pero lo cierto es que en los últimos años se han mejorado considerablemente los procesos de producción, logrando incluso añadir algunos aspectos que bien podrían categorizarse como artesanales, generando de este modo una interesante combinación para el sector de panificados.

El equipo de Don Carmelo, empresa que se dedica a la producción mayorista de alimentos congelados, nos detalla algunas cuestiones vinculadas a esa combinación entre el uso de la tecnología y el respeto por los sabores artesanales que, sin dudas, son algo que el público de la Argentina sabe reconocer y respeta por encima de todas las cosas.

A tal punto se ha logrado un equilibrio en términos de producción y sabores, que el sector de los alimentos congelados, y más específicamente dentro del sector de panificados, que estos productos comienzan a ser exportados al extranjero, generando así un nuevo e interesante mercado comercial.

Los métodos de producción de alimentos congelados pueden variar, dependiendo en gran medida del sector sobre el cual pongamos el foco, pero cuando hablamos de panificados casi siempre debemos referirnos a la ultracongelación como la gran herramienta tecnológica de nuestros tiempos.

Las facturas congeladas (aquí se puede ver más: http://www.doncarmelo.com.ar/facturas-congeladas/) son un ejemplo más que interesante al respecto. La ultracongelación permite bajar la temperatura de los productos en un proceso extremadamente rápido, lo cual logra preservar el sabor original sin la necesidad de añadir conservantes.

Esto significa que el sabor de las facturas congeladas, y por tal caso de cualquier otro producto que sea sometido al mismo proceso, se mantendrá prácticamente sin alteraciones de consideración tras ser descongeladas. Incluso la textura se asemeja al de las facturas que recién terminan de prepararse o de salir del horno.

En nuestro país hay varias plantas productoras con la capacidad tecnológica y el capital profesional para satisfacer plenamente las demandas del mercado interno, e incluso exportar bajo las normas de regulación más rigurosas, ya que el proceso de ultracongelación es, quizás, uno de los más seguros que existen en la actualidad. Por todos estos motivos, es probable que los alimentos congelados vayan ganando de a poco el lugar que se merecen en la consideración de todos los actores del sector gastronómico, incluso cuando se trata de alimentos congelados al por mayor.

De hecho, es probable que muchos de nosotros hayamos disfrutado de algún tipo de alimento congelado sin haberlo siquiera notado. Las facturas son un ejemplo típico, ya que al ser descongeladas en cualquier establecimiento del rubro, su sabor se mantiene prácticamente inalterable, haciendo poco menos que imposible determinar con certeza que ha sido sometido con anterioridad al proceso de ultracongelación.

Naturalmente, esta tendencia seguirá creciendo en el futuro, ya que permite un mayor nivel de conservación de los productos sin añadir conservantes ni alterar las cualidades y el sabor que los caracteriza. También es lógico suponer que los procesos seguirán mejorando con el tiempo, y con ellos la posibilidad de preservar el sabor de productos mucho más elaborados.

Qué conviene almorzar en el trabajo para rendir mejor

Desde la firma MasterCook (http://www.mastercook.com.ar/), que ofrece servicio de viandas y preparación de comida in situ para empresa, escuelas y clínicas, aseguran que una adecuada alimentación contribuye al bienestar, la eficiencia y la productividad de los empleados y de los alumnos. En tanto, señalan que cuando las compañías eligen soluciones gastronómicas integrales, que ofrecen menús saludables en términos nutritivos, no sólo están ofreciendo beneficios a los trabajadores sino que también es la propia empresa la que obtiene ventajas. No cabe dudas: la buena alimentación es una de las claves para mejorar el rendimiento laboral, favoreciendo al trabajador tanto intelectual como físicamente.

Ahora bien, ¿cuáles son los alimentos que en específico logran estos beneficios? Como sabemos, no cualquier comida es aliada de la productividad, con lo cual resulta interesante oír el consejo de expertos para saber cuáles son los alimentos que disminuyen la fatiga y favorecen la concentración, variables fundamentales para rendir mejor en el trabajo.

Para empezar a trazar las respuestas, los expertos nutricionistas de la mencionada empresa que ofrece servicio de viandas para empresas en Capital Federal, explican que la primera variable a observar es la variedad. Señalan que es fundamental que una dieta sea diversa, y que contenga todos los ingredientes para favorecer la salud. En este punto, es interesante tener en cuenta cuáles son los 7 grupos de alimentos que conviene incluir.

  1. Frutos secos.
  2. Lácteos.

En lo que sigue, te daremos algunas pistas e ideas para incluir estos grupos de alimentos en tu alimentación durante la jornada de trabajo.

  1. Para incluir cereales, una buena idea es optar por las clásicas barritas. Eso sí, conviene revisar el contenido de azúcar de las mismas, ya que se suelen percibir como opciones súper saludables e incluso bajas calorías, cuando en verdad muchos productos de esta categoría muy lejos están de ello. ¡Siempre hay que revisar los valores nutricionales!
  2. Incluir frutas es sencillo. Será suficiente llevar una banana o una manzana en el bolso, que se puede consumir como postre en el almuerzo o en cualquier momento de la jornada de trabajo para tomar provecho de su contenido de fibras.
  3. La verdura es un tanto más complejo, y la mejor forma de incluirla es en los propios alimentos del almuerzo. Aunque también puedes llevar a la oficina snacks saludables como zanahoria cortada en cubos, incluso apio. Para tener en cuenta.
  4. El pescado puede ser incluido ocasionalmente en alguno de los menús de la semana. Ideales por su aporte de vitaminas y nutrientes.
  5. También conviene incluir algún plato con carne vacuna, al menos una vez a la semana. Tampoco abusar. Se aconseja además evitar su consumo en variantes fritas.
  6. Los frutos secos son también snacks ideales, aportando omega 3, omega 6 y muchas vitaminas. Tampoco hay que abusar, pues muchos engordan. ¿Los sabías?
  7. Los lácteos ayudan a balancear la dieta .Un yogurt entre horas resulta ideal, pero también hay buenas noticias. Cada tanto, puedes comer algún trozo de chocolate entre horas.

Como decíamos, los expertos en nutrición apuntan sus consejos a la variedad, evitando dietas monótonas que no sólo son aburridas sino que también son poco saludables para el organismo. Verás que llevando adelante una dieta diversas, con los 7 grupos arriba repasados, tu rendimiento laboral mejorará en forma considerable.

La carne argentina desembarca con fuerza en tierras chinas

La carne argentina ya tiene confirmada su visa para viajar a China que le permitirá tomar réditos de aquel gigantesco mercado, según se ha podido comprobar en la edición 2018 de la feria SIAL que se celebró en aquel país hace algunos meses en Shanghái. Ocurre que aquel, uno de los eventos más esperados por la industria agroalimentaria, ha tenido un gran protagonismo de los expositores argentinos y, junto con ellos, una gran visibilidad de las carnes de nuestro país.

En SIAL 2018 –hablamos de la edición en China, teniendo en cuenta que la feria tiene sus versiones en otros países del mundo- la carne argentina tuvo un espacio de veras destacado, en un pabellón (el Argentine Beef) que se estiró en casi 1.000 metros cuadrados. Allí se registró una participación de 27 empresas exportadoras, cifra que supone un récord en este convite chino.

En los alrededores de SIAL China también se percibió el entusiasmo por la carne argentina. Quieres acudieron a la feria cuentan que en las calles había carteles luminosos y publicidades en el transporte público promocionando este producto que llega desde el sur del mundo. Aquella fue una acertada acción de marketing impulsada por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que procura ofrecer la carne vacuna argentina como un producto premium en aquel país de Asia.

Hay que mencionar que la presencia argentina es aquel evento cardinal para la industria alimentaria (y para pensar el negocio de la gastronomía en general) también contó con representación del gobierno nacional. A la feria acudió el ministro Luis Miguel Etchevere y el secretario de Alimentos y Bioeconomía Andrés Murchison, junto con Maximiliano Moreno, subsecretario de Relaciones Agroalimentarias Internacionales. Tal como recuerda el matutino Clarín, aquella comitiva llegó a SIAL China luego de su paso por tierras japonesas, donde también concretaron negocios para colocar carne ovina y bovina.

El presidente del IPCVA, Ulises Forte, explicó que la carne argentina aún no es muy conocida en el continente asiático, donde usualmente se asocia la carne de calidad a los productos que llegan desde el mercado australiano. Forte remarcó la importancia de este paso para posicionar la carne argentina en una plaza de tanta relevancia como lo es China.

Entre las empresas argentinas que participaron en la edición 2018 de SIAL en China(https://www.chinapass.com.ar/sial-china) aparecen Frigorífico Visom, Argall; la Asociación Argentina de Angus; Arre Beef; Azul Natural Beef; Bustos Beltrán; Black Bambu; la Compañía Bernal; Ecocarnes; la Compañía Central Pampeana, Euro; Frigolar; Friar; Frigorífico Forres-Beltrán; Frimsa; Industria Frigorífica del Sur; Gorina; La Anónima de la Patagonia; Madeka; Logros, Marfrig; Rafaela Alimentos; Menudencias, Offal; Rioplatense; y Swift.

Expertos aseguran que el mercado chino no para de crecer, y esto supone una gran oportunidad para el mercado argentino. En rigor, desde el IPCVA señalan en un informe que hacia el año 2027 espera que los chinos consuman el doble de carne vacuna, lo cual da cuenta de las grandes perspectivas para los productores locales. ¿Esto implicará una presencia cada vez menor de cortes premium en nuestro país? Dejo abierto el interrogante, que abordaremos en una próxima entrega de este portal.

Lo que buscamos los porteños cuando salimos a comer afuera

A los porteños nos encanta salir a comer o a tomar café, casi como un ritual. Comer “afuera” es una oportunidad única para pasarla bien con amigos o con la familia. Sin embargo, estas maravillosas intensiones que nos mueven a pagar un desayuno, almuerzo o cena en un lugar que no es nuestro hogar, no quitan que tengamos gustos bastante definidos en el momento de elegir el sitio gastronómico adecuado.

En general, a muchos de los argentinos, no solo los porteños, nos encanta la carne, y para algunos expertos en gastronomía le tenemos especial aprecio a la comida simple, con pocos condimentos. Por otro lado, en la ciudad de Buenos Aires, cada vez hay más restaurantes que ofrecen comidas típicas de otros países. Lo que al principio parecía una moda, hoy en día es toda una tendencia que llegó para quedarse: probar diferentes lugares para comer.

Qué pretendemos de un restaurante

En primer lugar, la mayoría de las personas pretenden que la comida sea muy buena y preparada con ingredientes de primera calidad. En segundo lugar que el restaurante, bodegón, café, heladería, etc. esté limpio.

El último requerimiento puede parecer insólito ya que es un principio que no se discute en este campo: todo debe estar limpio. Sin embargo, no siempre sucede esto. Hoy en día la mayoría de los locales gastronómicos contratan empresas expertas en la limpieza de sitios en donde se cocina y se come. Por ejemplo, las empresas de limpieza en Capital Federal brindan servicios generales y también específicos para particulares y empresas. Naturalmente hay muchas en el mercado y no todas tienen la misma la experiencia para manejar la limpieza de locales gastronómicos.

Hasta el momento, mencionamos comida y limpieza. Los factores que siguen pueden sorprender a muchos.

El servicio y el ambiente: Dos factores básicos a la hora de elegir el lugar. Sentirse como en casa es una satisfacción muy importante en el momento que nos disponemos a comer.

Que las porciones sean grandes: Muchas comensales se quejan de las porciones pequeñas que reciben en restaurantes reconocidos, tanto los más populares como los de alta cocina.

Precio acorde a la calidad: No siempre se dan estas dos condiciones juntas y los argentinos generalmente las exigimos.

Que no cobren cubierto: La mayoría de las personas que comen en un restaurante odian que le cobren el cubierto.

Que se puede elegir la mesa que uno prefiere: básica, ¿no es cierto? Sin embargo, no siempre sucede.

Aunque a los porteños y al resto de los argentinos siempre nos critiquen por comer casi como niños en relación con nuestros gustos (sencillo, sin mucho picantes y nos encantan los dulces), sabemos lo que queremos. Por ese motivo, cuando encontramos un lugar en el que cocinen rico, que esté limpio gracias a una empresa que hace desde la limpieza de oficinas hasta la de los locales gastronómicos más grande de la ciudad, y que las porciones sean grandes, nos sentimos felices de haber ido a comer “afuera”.

Sushi y cerveza, ¿buen maridaje?

¿Sabías que en Japón, la cuna del sushi, es usual acompañar esta preparación con alguna variedad de cerveza? Aquel es un maridaje que deberías probar, más allá del tipo de sushi que hayas escogido. Según nos cuentan desde Unaghi Sushibar un restaurante de sushi con locales en Buenos Aires, el paladar argentino usualmente escoge el vino blanco o los espumantes para acompañar esta delicia japonesa, y sin embargo la cerveza también puede maridar perfectamente con este manjar oriental.

Tal como se indica en esta entrada, la espuma y amargura de la cerveza resultan ideales para limpiar el paladar y atenuar los sabores del sushi. De hecho, la cerveza es perfecta para equilibrar la acidez del vinagre con el cual se cocina el arroz de estas piezas, y también propicia en su combinación con el pescado crudo del sushi. En este punto resultará útil recordar que los platos de la cocina peruana muchas veces son acompañados con cerveza, y que la cultura culinaria de aquel país sudamericano tiene muchos puntos en común con la comida de Japón.

Por lo demás, la cerveza es una compañera muy recomendable para atenuar el picor del wasabi y entrar en armonía con las notas de sabor de salsas predominantes en los menús de sushi, como la salsa de soja. Siguiendo lo dicho en esta nota, la propuesta es la siguiente: transitar la intensidad del sushi  y movernos hacia la frescura de la cerveza. El mencionado restaurante de sushi en Caballito (http://www.unaghisushibar.com/caballito.php) cuenta que muchos de sus clientes eligen la cerveza para acompañar estos sabores, más allá de la predominancia del vino blanco o rosado. Expertos de Unaghi nos cuentan que, más allá del vino y la cerveza, hay bebidas mucho más tradicionales que llegan desde Japón, siendo el paradigma el sake, que se conoce como el “vino japonés”. Se trata de una bebida que se elabora partiendo de la fermentación del arroz, que se puede beber frío o caliente.

De acuerdo a este sitio web, en Japón son populares, principalmente, las cervezas rubias y suaves, y cuentan que en la tierra del sol naciente hay tres marcas principales: Kirin, Asahi y Sapporo. Esta última es la cerveza con más historia en Japón, siendo que fue fundada en el año 1876, a poco de la fundación de la ciudad que le da nombre, también, a esta cerveza. La misma tiene toques aromáticos y ácidos que son perfectos para acompañar el sushi.

Kirin, otra de las cervezas más populares entre los japoneses, es ligera y suave, con un sabor que recuerda más a las cervezas del continente europeo. Por su parte, Asahi Super Dry es la cerveza más vendida en aquel país de Asia. La misma tiene un origen más reciente, data de 1987. Como sus compañeras, también es ideal para acompañar arroz  y pescado, y todas las variedades del sushi.

Entonces, ya sabes: es hora de disfrutar de unas ricas piezas de sushi y puedes acompañarlas con una buena cerveza.”¡Kanpai!”, dicen los japoneses, la palabra utilizada al momento del brindis, que no sólo puede realizarse con sake tradicional o un buen vino, sino también con alguna variedad de cerveza.