Estos son los principales insumos para preparar cerveza

Uno de los nichos de negocio que se ha desarrollado con mayor velocidad en la última década es, sin dudas, el de la cerveza artesanal, provocando que haya desde pequeños a medianos y grandes emprendimientos que se dedican a ello, algunos con gran éxito.

Muchos se dedican a la elaboración mientras que otros productores han generado toda una idea integral como propuesta alrededor de la cerveza, por ejemplo, personalizando los envases o distribuyéndola en restó y bares temáticos.

La elaboración de la cerveza es un proceso que despierta mucha curiosidad, por ello es interesante conocer cuáles son los principales insumos para preparar cerveza, aquí te los presentamos.

Desde el origen

Uno de los ingredientes fundamentales de la cerveza es el agua y por ello, históricamente, las cervecerías se han ubicado en cercanías de ríos y manantiales a los fines de poder garantizar la mejor calidad de este insumo en particular.

En la actualidad los elaboradores de cervezas, ya sea a gran o pequeña escala recurren a diferentes maneras de conseguir agua potable, por lo general gracias a la ayuda de dispensadores. En https://www.vitalisagua.com.ar/alquiler podrás realizar un recorrido de las principales opciones que hay en el mercado actual sobre el alquiler de los instrumentos que precisas.

Es importante considerar todas las opciones y no tener que estar atado a la compra de maquinaria es un gran alivio cuando hablamos de un emprendimiento gastronómico.

Maridajes perfectos

La cerveza es una bebida que en sí misma tiene mucho para ofrecer, pero lo cierto es que hay algunas opciones de maridaje que elevan la apuesta resultando una explosión de sabores para los comensales.

Aunque sea difícil de creer, lo más complicado es elegir una cerveza para combinar con una gran tabla de fiambres, ya que allí se concentran muchos sabores que deberían acompañarse con diferentes estilos como pilsen, stout o lager, según lo que se elija en fiambres.

Por su parte, con las carnes el maridaje es más sencillo. Si se trata de cortes realizados al carbón o leña, la cerveza elegida deberá ser amarga y buen cuerpo, en cambio si se trata de embutidos, chorizos achuras o hamburguesas con una materia grasa más elevada, recomendamos acompañarlos con una cerveza rubia suave y ligera.

Una cerveza para cada ocasión

Elegir una cerveza ideal no se trata de un casamiento para toda la vida, sino que podemos disfrutarlas según la ocasión. Sabemos que según los ingredientes será el sabor de la cerveza y como asegura Vitalis, el agua es un factor decisivo.

La clasificación principal de esta bebida tan entrañable se debe, además, por los tiempos de fermentación de los granos que la componen. A grandes rasgos podemos dividir las de baja fermentación como rubias o doradas en la que se encuentran las cervezas lager y las pilsen.

Las cervezas de alta fermentación tienen un sabor un poco más pronunciado, algunas más amargas como las negras, stout, también conocidas como estilo Ale, tienen un gran éxito entre los comensales más experimentados.

Las opciones son muchas, solo debes conocer la que mejor se adapta a tu paladar.