Qué tener en cuenta a la hora de abrir tu restaurante

La experiencia de abrir tu propio restaurante puede ser una opción interesante para poder independizarte y generar ingresos. Es verdad que puede tratarse de una apuesta riesgosa, pero si tenés en cuenta algunos puntos es posible que te encuentres con la receta de un éxito asegurado. Cada vez más personas disfrutan de la posibilidad de comer en un lugar que les brinde una experiencia culinaria a un precio razonable, así que hay todo un segmento del mercado que está deseoso por un lugar que pueda satisfacer este tipo de requerimientos. ¿Pero cuáles son las cosas que debería tener en cuenta a la hora de abrir un restaurante?

Primero que nada hay que pensar en que tipo de comidas se van a sevir ahí. Puede ser que quieras abrir un espacio para recibir familias, un espacio apuntado a comer entre amigos o tal vez ofrecer comidas de una parte específica del mundo. Decidir esto puede ayudarte a plantear que tipo de decoración va a tener el lugar, qué tipo de vajilla e implementos va a haber que comprar en el bazar gastronomico mayorista y que tipo de cocina hay que diseñar. Parece una decisión sencilla, pero es la que puede terminar de definir todo el proyecto.

Luego de decidir cuáles son los lineamientos generales del menú, es importante continuar armando el plan de negocios. Eso significa que vas a hacer una breve pero clara descripción del restaurante, indicando a qué segmento del mercado va a estar apuntado, una aproximación al menú que se va a servir (con el detalle de los precios) y la información financiera detallada con el costo de los elementos de la cocina, maquinaria, muebles y cuántos empleados se pretende contactar. Con toda esa información va a ser mucho más fácil contactarse con potenciales inversores o un prestamo bancario para poder comenzar con el proceso de apertura.

Tené en cuenta que la plata que vas a necesitar para abrir tu restaurante va a depender de todos los aspectos que presentaste en el plan de negocios. Una cocina ideal puede tener muchísmos elementos, estaciones y utensilios, pero la realidad es que si no van a ser utilizados se van a convertir en un gasto innecesario. Para eso es fundamental entender cuáles son las cosas que van a utilizarse y cuáles son las que no se necesitan para un primer período. Eso no significa que a futuro puedas seguir equipando la cocina, pero eso puede suceder una vez que el negocio ya haya recuperado la inversión inicial.

Pero antes de una cocina equipada por Soifer Hnos es importante saber cuál es el local que estamos buscando para nuestro restaurante. La ubicación es importantísima y depende de cuál es el público al cual está apuntando, ya que una opción gourmet puede no servir en ciertas zonas, así como una opción de comida rápida no es lo que se busca en un barrio residencial. Dependiendo del presupuesto, podés considerar comprar o alquilar el espacio que vayas a usar.

Estas pueden ser algunos puntos obvios, pero son súmamente importantes si tu idea es que abrir un restaurante que se pueda mantener a través del tiempo.